Publicidad_top (2)

tarjeta solred

Breadcrumbs

Buscar

Andalucía producirá nuevas variedades de cereales y leguminosas destinadas a alimentación animal adaptadas al cambio climático

Como respuesta a la problemática de obtención de alimentos de calidad para nutrición animal de forma eficiente y en cantidad suficiente en Andalucía, con las particularidades climatológicas que posee esta comunidad autónoma y en el contexto de escasez de materias primas, nace el Grupo Operativo ‘Nuevos cereales y leguminosas para la ganadería andaluza’, también conocido como Celegand. El proyecto tiene como objetivo obtener alimento animal que refuerce el valor nutricional y la seguridad de los alimentos de origen animal para consumo humano.

Este grupo operativo está liderado por la cooperativa ganadera Covap y en él participan la empresa obtentora de semillas Agrovegetal; la cooperativa agroganadera Los Remedios-Picasat; el equipo de investigación Optimización y Control de Sistemas Distribuidos (ODS) del Departamento de Ingeniería de la Universidad Loyola; y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía. Además, cuenta con la colaboración del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) y la Fundación Centro de Investigación y Calidad Agroalimentaria del Valle de los Pedroches (CICAP).

De forma conjunta trabajarán para emplear herramientas basadas en técnicas capaces de mejorar los rendimientos en el sector primario. Así, se hace indispensable el uso de soluciones tecnológicas para lograr un agrosistema sostenible: que aporte la máxima eficiencia en el aprovechamiento de recursos naturales (suelo, agua, energía…), detecte plagas y enfermedades, controle los riesgos para la seguridad alimentaria y garantice los rendimientos necesarios para asegurar la rentabilidad de la producción.

Objetivos

Uno de los objetivos de Celegand será determinar cuáles son las variedades de cereales y leguminosas más adecuadas para producir partidas homogéneas de ensilado, heno y piensos destinadas a la alimentación animal. En ellas se valorarán parámetros de calidad nutricional y su adaptación al cambio climático y a la climatología del territorio.

El grupo operativo buscará nuevas formas de producción para la alimentación saludable del ganado bovino de leche (representado por Covap) y caprino (en el que se centrará Los Remedios-Picasat) a través de la modelación de los diferentes cultivos y perseguirá la mayor eficiencia, la salud vegetal y la mejora de la salud alimentaria.

El proyecto plantea la necesidad de utilizar nuevas variedades productivas de trigo, triticale, garbanzo, guisante y haba, capaces de amortiguar el efecto del cambio climático, por su menor demanda hídrica y su mayor resistencia a plagas y enfermedades. Al mismo tiempo, deberán contar con características nutricionales de calidad y digestibilidad óptimas para la alimentación del ganado. De hecho, las nuevas variedades propuestas cuentan con características nutricionales superiores a los cultivos tradicionales y con un alto nivel de resistencia a la mayoría de hongos patógenos comunes que infectan a cereales convencionales.

Así, su desarrollo supondrá la puesta en valor y el impulso de nuevas variedades comerciales de los principales cultivos de cereal y leguminosas, tanto para cultivo forrajero como para la fabricación de piensos compuestos destinados a alimentación animal, que ofrezcan ventajas en términos de nutrición, bienestar animal y la mejora de las propiedades organolépticas de la leche y la carne del ganado bovino y caprino.

Mejoras

De esta forma, el material de mejora generado incidirá no sólo en el sector agrario de Andalucía, sino también en el del resto de España y a varios niveles.

En el área económica ayudará a reducir los costes de alimentación en rumiantes y disminuirá la gran dependencia de importación de piensos. La menor necesidad de recurrir a producciones extranjeras no sólo redundará a favor de la balanza comercial española, sino que permitirá garantizar el abastecimiento en contextos de tensiones geopolíticas, como ha ocurrido durante esta campaña tras el desencadenamiento de la guerra en Ucrania, principal proveedor de materia prima para alimentación animal.

En el área medioambiental, se reducirán las distancias entre el campo y los puntos de consumo, algo que permitiría contar con superficies de cultivo, producción y alimento suficiente en zonas próximas a explotaciones ganaderas y que harían cooperar con los sistemas de producción en la reducción de emisiones originadas por la huella de carbono. Además, se apuesta por la aplicación de rotación de cultivos de leguminosas fijadores de nitrógeno para la protección de suelos y la reducción de uso de fertilizantes.

En el área tecnológica, el proyecto plantea la utilización de nuevas herramientas digitales, concretamente una plataforma basada en tecnología IoT –Internet de las Cosas-. Incorpora dos tipos de nodos inteligentes: unos para la monitorización en continuo de variedades ambientales (humedad relativa del aire, del suelo, temperatura…) y otros equipados con cámaras y visión artificial. La finalidad es mejorar el seguimiento de los cultivos en un doble sentido. Así, por un lado, la plataforma permitirá la monitorización continua de su desarrollo y facilitará el análisis de adecuación de las distintas variedades y, por otro, posibilitará una gestión más eficiente de la producción al detectar problemas y minimizar el uso de fertilizantes y fitosanitarios.

El Grupo Operativo Celegand está financiado por la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía y el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER) a través del Funcionamiento de los Grupos Operativos de las Asociaciones Europeas para la Innovación (AEI) en materia de productividad y sostenibilidad agrícolas.

 

Enlaces destacados

portal congresos banner sae banner ley cooperativas banner portal agroalimentario

Mapa

mapa footer

Twitter modulo