Publicidad_top (2)

tarjeta solred

Breadcrumbs

Buscar

El uso de tecnologías de Inteligencia Artificial mejorará la eficiencia en la tipificación del ovino

La rentabilidad de la ganadería ovina en origen depende de diversos factores. Pero poder comercializar una oferta con calidad homogénea y en línea con las exigencias del mercado se torna imprescindible para que los ganaderos puedan obtener un buen precio por su producción.

Cada vez más cooperativas ganaderas están apostando por el pago según la calidad y una oferta tipificada en la comercialización de los animales. Si bien, este proceso de estandarización de los animales de las ganaderías asociadas -basado en las variables de sexo del animal, sanidad, peso y genética- es clave para la comercialización, resulta costoso, poco ágil y dificulta la comunicación de los procesos.

Con el objetivo de mejorar la eficiencia del sistema de tipificación mediante el uso de nuevas tecnologías y en un contexto de bienestar animal nace el Grupo Operativo ‘Artificial Intelligence for Sierra Morena Quality Lambs’ -cuyo acrónimo es Quality Lambs-, liderado por la cooperativa ganadera CorSevilla y con la participación de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, la Asociación de Investigación y Cooperación Industrial de Andalucía (AICIA) y el Grupo de Desarrollo Rural Sierra Morena Sevillana.

CorSevilla, dedicada a la producción de ovino y caprino en extensivo en las dehesas de la Sierra Norte de Sevilla, integra a más de 600 ganaderías de Sevilla, Huelva, Córdoba y el sur de Badajoz (Extremadura). Por ello, lograr hacer una tipificación eficiente, objetiva y, sobre todo, ágil resulta vital para la viabilidad de esta cooperativa, que precisa, igualmente, mejorar la comunicación de los procesos entre la cooperativa y las personas socias.

La innovación

El Grupo Operativo Quality Lambs se basará en el uso de las nuevas tecnologías y en técnicas de Machine Learning para desarrollar un nuevo sistema de categorización que estime el peso del ganado ovino o la detección anticipada de animales enfermos, combinando pautas tradicionales con algoritmos de procesamiento digital de imágenes e inteligencia artificial. Para ello, se diseñará un sistema de recopilación de datos y procesamiento de imágenes que funcione de manera automatizada. Esto requerirá de la instalación de cámaras, dispositivos IoT (Internet de las Cosas en sus siglas en inglés), elementos de conexión y anclaje, automatismos, microprocesadores, corrales para el manejo del ganado, etc. Tecnologías que se implantarán en la cooperativa CorSevilla que, de esta forma, dará un paso decisivo hacia la digitalización y la integración en la llamada industria 4.0.

Respecto a la clasificación de las diferentes razas de corderos -a la que va unida la aptitud cárnica y, por tanto, el valor comercial- sólo profesionales con gran experiencia pueden llevar a cabo esta identificación de manera suficientemente precisa, especialmente en el caso de los cruces. El proyecto también usará la inteligencia artificial para reproducir de manera eficiente y precisa la capacidad de identificación de las razas ovinas. Será, además, un sistema no invasivo, por lo que se conseguirá el beneficio adicional de incrementar los niveles de bienestar animal.

Más eficiencia

Este nuevo sistema supondrá una notable mejora en la eficiencia del sistema de tipificación del ovino para su venta, que tiene el principal cuello de botella en el pesaje. No en vano, el pesado de los animales durante este proceso requiere de unos 30 segundos por cordero, más los correspondientes tiempos muertos en los cambios de partida. Teniendo en cuenta que se deben pesar uno a uno, el tiempo de espera de un pesaje medio de 400 corderos puede ser de unas 4 horas. Dos más si se considera todo el proceso completo de preparación de las mangadas, es decir: recepción de los animales, clasificación (normalmente por fecha de nacimiento), tipificación (según sexo, sanidad, peso y genética) y reubicación de los 400 corderos.

Adicionalmente, el hecho de que la categorización racial deba ser realizada por personas puede introducir variables subjetivas en el resultado final, las cuales pueden ser interpretadas por las personas asociadas a la cooperativa de modo desigual.

Por otra parte, los retrasos en el momento de la entrega desde la ganadería y la espera para el proceso de tipificación provoca estrés en los animales, que pierden peso y su aspecto se resiente, con el consiguiente detrimento en su valor final.

Todos estos inconvenientes podrán ser subsanados gracias a la innovación en el proceso de tipificación del ganado ovino de este grupo operativo, que conseguirá el desarrollo de un sistema tecnológicamente puntero que modernizará el habitualmente empleado en el sector y permitirá una gestión consecuente con el bienestar animal y con los requerimientos de los mercados.

Por otro lado, se va a desarrollar un sistema fiable y eficiente de tratamiento de la información. La finalidad es que todas las personas involucradas en el sistema de calidad reciban la información en tiempo real, para posibilitar la comunicación de todos los movimientos de los corderos y lograr un flujo permanente entre la cooperativa y sus ganaderos. De esta forma, se facilita la toma de decisiones y, además, se acentúa el mantenimiento de confianza de la base social.

El proyecto está financiado a través de los Fondos Europeos Agrícolas de Desarrollo Rural (FEADER) y cofinanciado por la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía en la convocatoria para el Funcionamiento de Grupos Operativos Regionales de la Asociación Europea de Innovación en Materia de Productividad y Sostenibilidad Agrícola (EIP AGRI) de 2020.

 

Enlaces destacados

portal congresos banner sae banner ley cooperativas banner portal agroalimentario

Mapa

mapa footer

Twitter modulo